Las fuentes de energía

Un mundo sin energía sería un mundo muerto. Nosotros estamos consumiéndola continuamente, cuando caminamos, cuando hablamos, cuando corremos y hasta cuando descansamos. Sin embargo, no se trata de una cosa ni de algo que podamos ver o tocar.

Foto: Ducsa
Foto: Ducsa
Cuando hablamos de energía, nos referimos a sus efectos visibles, como la luz, el calor o el movimiento.

Los seres vivos obtenemos energía de los alimentos que consumimos.

Aquí les mostramos otras fuentes de energía.

Del campo al tanque de combustible
Países como Brasil y Estados Unidos, ya destinan gran parte se sus cultivos a producir biocombustibles a partir de maíz y caña de azúcar. Sin embargo, su producción puede ser contaminante, destruye la biodiversidad y encarece el precio de los alimentos.

La basura que sirve
Los desechos orgánicos que produce el hombre pueden ser tratados para obtener claro, electricidad y barros fertilizantes.

El calor de la tierra
Se puede aprovechar la energía en forma de calor que existe bajo la corteza terrestre, en zonas volcánicas, para producir energía eléctrica.

El regalo del Sol
Es la fuente natural más antigua que conocemos. Hace décadas empezó a utilizarse la energía solar para producir electricidad y calor. Aunque hoy tenemos todo tipo de aparatos “solares”, desde calculadoras hasta aviones, la fuente de energía para hacerlos funcionar es limpia pero poco eficiente y muy costosa.

La fuerza del viento
Es una de las fuentes de energía que se abre paso entre las otras. Limpia y económica , requiere apenas zonas ventosas para mover las aspas de los molinos. En nuestro país se han hecho experiencias muy exitosas con ella, y se proyectan otras.

La energía nuclear
Es quizá la más eficiente. Sin embargo, requiere grandes inversiones y manejo de tecnologías complejas. Genera además la preocupación siempre latente de que se produzca un accidente nuclear como el que ocurrió en Japón.

El petróleo y el gas
Representan la fuente de energía más utilizada. Pero las reservas son limitadas, y su consumo masivo contribuye a agravar el efecto invernadero y el cambio climático.

¿Qué es el petróleo?
El petróleo se formó a partir de pequeñas plantas y animales marinos que murieron hace millones de años. En el fondo del mar fueron cubiertos por barro y arena, que poco a poco se transformaron en rocas. Después de millones de años aquellas plantas y animales marinos se fueron convirtiendo en gotas de petróleo. En algunos sitios formaron cavidades y el petróleo quedó encerrado en grandes lagos subterráneos.

El gas natural se encuentra bajo tierra, como el petróleo, o bajo las rocas del fondo del mar. El uso de esta fuente de energía permite sustituir a los derivados del petróleo, con beneficios económicos para el país.

El agua en movimiento

Se ha logrado convertir la energía de los ríos en electricidad barata y limpia. Para ello están las represas hidroeléctricas.
Versión Accesible
Accede a la versión accesible de este contenido
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Google Buzz Agregar a Linkedin Agregar a Delicious Agregar a Digg Agregar a Technorati Agregar a Reddit

Secciones relacionadas

Efemérides

hace 156 años ...
Nació el Dr. Francisco Soca (médico) Nació en Canelones. Se recibió de médico en Montevideo y amplió sus conocimientos en París (Francia). En 1917 fue honrado con el título de Miembro de la Academia de Medicina de París, la más alta distinción que podía recibir allí un médico extranjero. Ocupó importantes cargos públicos en nuestro país. Falleció el 29 de marzo de 1922.

Curiosidades

Los perros ‘avisa-ataques’ pueden alertar a sus dueños hasta una hora antes del inicio de un ataque epiléptico.

Refranes

A buen puerto vas por agua. Fórmula con que se expresa escepticismo por la eficacia que pueda tener un asunto o que indica que se ha acudido a una persona equivocada para lograr algo.
Jueves
24
julio
ÚLTIMA EDICIÓN
Julio 2014
NOS COMUNICAMOS
PUZZLES

Chiste del Día

Era un tipo tan feo, tan feo, tan feo, que cuando nació vino la cigüeña dos veces:
La primera para dejarle, y la segunda para disculparse.